Plan Detox2019-10-07T15:07:12-03:00

NUTRICIÓN

PLAN DETOX

El programa Detox es un plan integral que contempla la desintoxicación del sistema cuerpo-mente, para poder adquirir nuevos hábitos y poder disfrutar de los beneficios de un cuerpo saludable y lleno de energía como parte de un estilo de vida.

Apunta a remover toxinas del organismo, para depurar nuestro cuerpo y restablecer su funcionamiento.

A su vez, también se logra un descenso importante de peso.

Los resultados pueden variar de persona en persona porque cada paciente responde de manera diferente a los tratamientos.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuáles son los síntomas que mejoran?

Los síntomas físicos que mejoran en la mayoría de los casos son:

  • La acidez estomacal, todo tipo de patologías digestivas.
  • La presión arterial, el nivel de glicemia, el indice de riesgo cardiovascular, el colesterol y triglicéridos en sangre.
  • La retención de líquidos.
  • Dolores de músculo esqueléticos y migrañas.

Sí, la piel se vuelve más suave, clara y pueden disminuir las bolsas y las ojeras. Descansas mejor, estas de mejor humor, hablas más sobre lo que sientes y a final del proceso ya sientes la mente más despejada. Te concentras mejor, Estas más en el presente. Este programa limpia tu cuerpo y mejora la comunicación entre el cuerpo y la mente y promueve la sensación de bienestar físico-emocional.

NO, este programa es una estrategia excelente de depuración complementaria a un cambio alimentario pero no es un plan de adelgazamiento ni de por vida. Sin embargo, sí se da en general un descenso de peso que en personas con sobrepeso ayuda comenzar una nueva forma de alimentación posterior al plan y en personas delgadas se nivela luego de terminar el plan.

Se aconseja realizarla un vez cada 6 meses y en casos específicos controlados por Médico y/o Nutricionista cada 4 meses.

No, de ninguna forma recomendaríamos modificar la medicación. Lo que muchas veces sucede es que las personas mejoran los síntomas y luego en la consulta médica bajan las dosis de medicamentos indicados por su médico. En algunos casos dejan la medicación en consenso con su medico tratante.

Este proceso se realiza modificando la selección de alimentos y cambiando las consistencias en momentos puntuales del proceso

El proceso como tal no es necesario ni recomendable en niños, adolescentes y embarazadas. Tampoco en pacientes renales, bipolares o en procesos cancerígenos avanzados.