Bótox2019-10-03T15:08:15-03:00

HOMBRES

REJUVENECIMIENTO FACIAL

BÓTOX

TOXINA BOTULÍNICA

Las arrugas de expresión son producidas por la acción de los músculos faciales que se encuentran por debajo de la piel especialmente en el tercio superior de la cara, en áreas como la frente, entrecejo y patas de gallo.

La toxina botulínica tipo A —más conocida como ¨bótox¨—, es una proteína purificada que actúa relajando la contracción de los músculos de la expresión facial. Se inyecta en cantidades minúsculas en los músculos del rostro para relajarlos y prevenir la aparición de arrugas dinámicas y suavizar las que ya han marcado la piel. Los médicos especialistas en medicina estética conocen los músculos faciales de tal forma que se logra resultados naturales sin que nadie lo note.

También puede utilizarse para mejorar las arrugas verticales de los labios o “arrugas del fumador”, ésas que se producen cuando hacemos la expresión del beso.

Es un tratamiento simple, que se realiza en pocos minutos. Los resultados pueden comenzar a verse a partir de  3 a 10 días de forma gradual. Al disminuir las arrugas el rostro se ve más relajado y descansado.

Los resultados pueden variar de persona en persona porque cada paciente responde de manera diferente a los tratamientos.

Preguntas Frecuentes

¿Requiere anestesia?

No. Es un tratamiento que se tolera muy bien.

El “bótox” se realiza en una sola sesión, el paciente regresa luego de los 10 días a una consulta de control. Se recomienda realizar un tratamiento cada seis meses.

Recomendamos la utilización de protección solar diaria.

Se recomienda 48 horas de recuperación luego del tratamiento.

Luego del tratamiento con toxina botulínica o “bótox” se desaconseja acostarse y hacer ejercicio durante las siguientes seis horas y evitar masajear la zona tratada.

Se ha visto pstosis palpebral no muy frecuente. Puede aparecer algún pequeño hematoma alrededor del sitio de punción, que fácilmente se puede cubrir con maquillaje y desaparece en pocos días.

La duración del efecto de la toxina botulínica, “bótox”, es aproximadamente de 4 a 6 meses. Los efectos van disminuyendo progresivamente hasta desaparecer completamente.

La combinación de diferentes técnicas produce mejores resultados y más duraderos porque cada tratamiento actúa de manera diferente y a distinto nivel.

El tratamiento con toxina botulínica suele combinarse con rellenos de ácido hilaurónico, radiofrecuencia, peeling químico y/o plasma rico en plaquetas entre otros.

Aparatología recomendada